Cómo Terminar un proceso que utiliza el Administrador de tareas

Si quieres cerrar algunas de las aplicaciones que se están ejecutando en tu PC, una de las opciones es usar el Administrador de tareas. Es muy útil cuando el programa no responde y necesitas cerrarlo a la fuerza y también para pararle los pies a alguna aplicación falsa que se te haya infiltrado en el equipo. Puedes encontrar los procesos asociados al programa de malware y ver cuáles están consumiéndote CPU y memoria. Después puedes terminar el proceso manualmente.

Puedes matar un proceso utilizando el Administrador de tareas de la siguiente manera:

  1. Haz clic con el botón derecho en la Barra de tareas y selecciona Administrador de tareas.
  2. Selecciona la pestaña de Procesos y localiza el proceso fraudulento. Pincha sobre el proceso y pulsa Terminar Proceso.
  3. Aparecerá una Advertencia del Administrador de tareas. Pincha en .